El uso extendido de Word durante la última década ha motivado que muchos de nosotros tengamos gran cantidad de textos, apuntes, ejercicios, etc. escritos en este formato, tanto para consumo propio como para ser compartidos, típicamente en formato PDF. La popularización en los últimos años de los lectores de e-book ha motivado también que muchos se planteen lógicamente la posibilidad de migrar todo este material a un formato más amigable y adecuado para estos lectores. De hecho, han llegado a nuestro consultorio dos preguntas planteando precisamente esta problemática. Sirva este artículo como respuesta a ambas y a todos aquellos que puedan hallarse en tal situación.

Primeramente debemos aclarar que, aunque hay múltiples formatos de libro electrónico, el estándar abierto ePub se ha convertido en el formato más ampliamente usado y soportado por los distintos dispositivos, motivo por el cuál será en el que nos centremos.

Así pues, el objetivo de este artículo es mostrar cómo generar un e-book en formato ePub a partir de material escrito en Word. Los pasos a dar serán:

1. Formatear adecuadamente el fichero Word para facilitar y, de alguna forma, guiar la conversión al formato ePub

2. Guardar el fichero Word en formato HTML, el más próximo al ePub

3. Usar el programa Calibre para realizar la conversión de HTML a ePub

Formateo del fichero Word y exportación a HTML

Vamos a usar los estilos predefinidos por Word (Título, Subtítulo, Título 1, Título 2, etc.) seleccionables en la barra de herramientas “Inicio”. Para asignar un estilo a un título, por ejemplo, seleccionamos el texto correspondiente al título y a continuación seleccionamos el estilo que queremos asignarle.

Vamos con los pasos:

1. Creamos una página de título: Para dar una apariencia profesional a nuestro libro, crearemos la habitual primera página del libro donde se muestra el Título, subtítulo (si fuese el caso), Autor y otra información que consideremos necesaria (la fecha, por ejemplo). Daremos al título el estilo “Título”, al subtítulo el estilo “Subtítulo” y al resto de información aquel que más nos guste (“Énfasis”, por ejemplo, para el autor)

2. Damos formato a los títulos de los capítulos, secciones, y subsecciones: Dependiendo de cómo tengamos estructurado nuestro libro, asignamos estilo “Título 1” a los capítulos o secciones de primer nivel, “Título 2” a las de nivel 2 y “Título 3” a las de nivel 3. El resto del texto debe poseer estilo “Normal”

3. Insertamos un salto de página forzado (Insertar => Salto => Salto de página) allí donde queramos que se inicie una página nueva. Ello ocurrirá típicamente con cada capítulo nuevo, o incluso con cada sección de segundo o tercer nivel, según tus preferencias. Cabe recordar que el concepto tradicional de página, con límites claramente establecidos, desaparece en el e-book pues el tamaño de la página depende del tamaño y tipo de la fuente elegida en cada momento y por cada lector en el propio dispositivo. Por tanto, si queremos empezar en una página nueva, debemos indicarlo insertando un salto de página de forma explícita. Cabe notar que si sólo queremos cambiar de página con cada nuevo capítulo o sección, esto puede controlarse con facilidad posteriormente también con Calibre.

4. Como no existe el concepto tradicional de página, no tiene sentido usar cabeceras ni pies de página, ni números de página. En el caso concreto de las notas a pie de página, éstas se convierten en notas al final, y todas ellas serán exportadas con hipervínculos que permiten ir cómodamente a la nota desde el texto y volver al texto desde la nota.

5. La ventaja de usar HTML como formato intermedio, en lugar de RTF, es que además permite exportar también imágenes y tablas.

6. Se podría hacer una tabla de contenidos con Word pero yo recomiendo hacerlo con el propio programa Calibre mediante unas sencillas reglas que veremos más adelante.

7. Guardar el archivo en formato HTML: Archivo => Guardar como … => Seleccionar formato de Página Web (HTML)

Conversión del libro HTML a ePub con Calibre

1. Abre el programa Calibre y añade el documento pulsando el botón “Añadir libros” que verás en la barra de herramientas del programa (primero por la izquierda) y seleccionando el documento HTML que acabamos de formatear. No des importancia a que lo identifique como formato ZIP

2. Selecciona el documento y pulsa en el tercer botón por la izquierda (“Convertir libros”). Se abrirá una ventana con una barra de herramientas a la izquierda y una serie de campos a la derecha que puedes rellenar según tus preferencias. Aquí te mostramos tan sólo las opciones básicas para alcanzar el resultado deseado.

3. Obviamente, primeramente elegimos en el desplegable superior derecho EPUB como “Formato de salida”. En “Formato de entrada”, a la izquierda aparecerá ZIP

4. Elegimos ahora la pestaña “Apariencia”, y pinchamos sobre la varita mágica de “Clave de tamaño de letra”. Calibre detectará el “tamaño de letra base” del documento, pero podemos cambiarlo. En “clave de tamaño de letra” pon los tamaños a los que quieres que se haga zoom a intervalos regulares. Yo me quedaría con el resultado de pinchar sobre “Usar valores predeterminados”. Elige también si quieres eliminar el espacio (o añadir un línea) entre párrafos, fija el tamaño de la sangría (1 o 1,5 em están bien) y la justificación (original, justificada, izquierda)

5. Olvídate del “Procesamiento heurístico” y en “Configuración de página” elige para qué dispositivo de lectura concreto quieres que se configure el documento. Lo habitual es optar por un dispositivo genérico como el “Default Output Profile”, pero si va a ser usado principalmente en lectores de tinta electrónica o tabletas (iPad o Android) puede decantarse también por el “Generic e-ink” o “Tablet” respectivamente.

6. La pestaña “Detección de estructura” es muy importante pues es la que regula cómo trasladar al e-book la estructura con que formateamos nuestro libro. En la casilla “Detectar capítulos”, ponemos “//*[name()='h1' or name()='h2' or name()='h3]” en función del estilo elegido para los capítulos cuando formateamos el documento (h1 para “Título 1″, h2 para “Título 2″ y h3 para “Título 3”). Si ponemos en la marca de capítulo “pagebreak”, se insertará un salto de página antes de cada capítulo detectado. Si lo hemos hecho ya en Word, porque preferimos controlarlo directamente allí, aquí pondremos “none”.

7. Tras darle a “Aceptar”, debemos esperar a que se realice la conversión y luego podremos observar el resultado haciendo click sobre el enlace EPUB que ha aparecido tras ZIP en la lista derecha de formatos disponibles para nuestro libro. Obviamente es recomendable guardar también el archivo en disco (botón superior más a la derecha) para pasarlo a lector o tableta y asegurarnos de que el resultado es satisfactorio también allí.

Para este tutorial hemos usado la versión más reciente del programa Calibre (0.8.55), que posee muchas más opciones de las aquí mostradas, pero el objetivo de este pequeño tutorial era mostrar cómo convertir, con bastante éxito y un gran resultado de apariencia, cualquier texto o libro de estructura sencilla, para poder ser cómodamente leído en casi cualquier lector de e-books o en otros dispositivos móviles como el iPad (en particular, la lectura de ePub con el programa iBooks resulta fantástica).

Espero que os sirva de utilidad.

Tags:,,,,