Los servicios de “Leer más tarde” (“Read Later”) poseen la utilidad esencial de almacén temporal y rápido de enlaces, con la intención de que éstos sean revisados y eventualmente leídos más tarde, en un corto plazo de tiempo, y posteriomente definitivamente guardados en un servicio con mucha más funcionalidad para el almacenamiento y compartición de enlaces, como pueda ser Diigo o Delicious. Además añaden un “modo lectura” que resulta fantástico para extraer el contenido relevante de un artículo de un blog (texto formateado e imágenes) y poder leerlo de forma más cómoda y atractiva a la vista.

El caso es que, hasta hace poco, yo usaba para esta tarea, de forma más o menos indistinta, y aveces simultánea, Instapaper y Read it Later (ahora Pocket), básicamente porque ninguno de los dos acababa de imponerse sobre el otro. No obstante, hace un tiempo tomé la decisión de pasarme a Readability, sustituyendo a ambos.

La razón fundamental que me llevó a Readability fue, además de su fantástico “modo lectura”, la posibilidad de exportar este contenido a Kindle o a ePub con un simple click. Ello, combinado con el uso de la extensión EPubMerge de Calibre (ver el artículo Cómo crear fácilmente un libro digital con contenidos elegidos por nosotros), me ofrecía la posibilidad realmente cómoda de ir seleccionando contenidos para, más tarde, combinarlos en un ebook formado por la compilación de artículos seleccionados, listo para poder disfrutar de ellos con más calma y comodidad. Contribuyó a ello también que mi lector de RSS para iPad (cliente de Google Reader), el fantástico River of News, decidió integrar Readability para usar tanto su “modo lectura” como su servicio de marcado rápido. Para no depender exclusivamente de este lector, usando IFFFT hice que mis favoritos de Twitter y Google Reader (marcados con estrella) también fuesen a parar a Readability. Pero, insisto que todo ello era básicamente pensando en las posibilidades ofrecidas para integrar todo mi material posteriormente filtrado en un ebook.

Si me he detenido en contar todo esto es porque recientemente la gente de Readability ha visto que éste era precisamente uno de los puntos fuertes que los distinguía de la competencia y decidieron facilitar todavía más la labor de creación del ebook.

Para ello pusieron en marcha el servicio Readlists (ver artículo relacionado en la Web de WWWhatsnew), que consiste esencialmente en añadir URLs a una lista (hubiese estado mejor poder seleccionarlos directamente desde Readability, pero todavía no lo han integrado) y elegir el tipo de ebook que deseamos crear con dicha lista, pudiendo también enviar el ebook directamente por e-mail al dispositivo. Abajo podéis ver una muestra del resultado, realmente bueno, para el iPad. Si se dispone de cuenta en Readability, se pueden guardar las listas, compartirlas públicamente (enlace, Twitter o Facebook) e incluso incrustarlas (“embed”) como código HTML en cualquier página o blog.

En resumen, una herramienta imprescindible para seleccionar nuestras lecturas poco a poco y poder llevárnoslas y disfrutar de ellas cómodamente en nuestro lector preferido. Sólo les pedimos que integren cuanto antes ambos servicios, para poder añadir directamente los enlaces guardados en Readability en una de nuestras listas de Readlists y evitarnos el copia y pega.

Tags:,,,,